Skip to content

Arquitectura sin Encargo | Unsolicited Architecture

November 3, 2009

stefan-benchoam--columpio5_o

Hace algunos meses, la revista Volume publicó su número Unsolicited Architecture, en un momento más que oportuno para la profesión del arquitecto. Un momento en el que todos [o la gran mayoría] nos cuestionamos las diversas vías del hacer arquitectónico, ya que a raíz de las dificultades económicas que atraviesa el planeta, ha surgido una tendencia reflexiva en torno a nuestra profesión: ¿cuáles son los lineamientos a seguir para un arquitecto? ¿cuál es el papel del arquitecto en la sociedad?

Así como existen grandes firmas con equipos de 100 ó 150 personas a cargo del diseño de grandes proyectos, incluso ciudades, la realidad es que la gran mayoría de profesionales en la actualidad se mueven en ámbitos más reducidos, ganando en contraposición, una mayor flexibilidad a la visión que se tiene del arquitecto tradicional. En la actualidad los arquitectos son mucho más que arquitectos, se podría afirmar que cada arquitecto es también un poco sociólogo, urbanista, diseñador, comunicador, editor.

Tal como comentaba Beatriz Colomina en una entrevista por Iván López Munuera:

“La mayoría de estudios sobre arquitectura no entienden que el arquitecto es una persona que trabaja en todos los medios. Y esto sucede desde la Florencia del siglo XVI. La Academia del Diseño supuso una ruptura con la estructura gremial para dar una mayor importancia a otras enseñanzas más complejas y completas, donde era imprescindible el uso de maquetas, de grabados, de textos… Esto coincide con la invención de la perspectiva. La arquitectura pasa a ser una actividad intelectual. El dibujo, la escritura, la fotografía, las maquetas, el cine, la televisión, autocad, internet… cada nueva tecnología se incorpora a la disciplina del arquitecto para convertirse en herramienta y tema de estudio fundamental para entender su producción.”

stefan-benchoam--slide_1_o

City Slide by Stefan Benchoam – Guatemala

1

Schoolchanges Amsterdam by One Architecture – The Netherlands

Todo esto representa una cierta ambivalencia a la profesión arquitectónica, que ha quedado en manifiesto durante los últimos años, en los que una serie de arquitectos- artistas-activistas se encuentran desarrollando lo que llamamos “Arquitectura sin Encargo”. Este tipo de proyectos suelen llevar implícito un trasfondo social y colectivo, la mayoría de proyectos no pueden atribuirse a un solo diseñador o ejecutor, ya que se realizan de forma espontánea [o casi], en espacios públicos, abiertos, en donde el simple hecho de proponer un nuevo proyecto es también una invitación a participar.

Como Markus Miessen comenta en su artículo Prácticas Espaciales en los Márgenes de la Oportunidad: “Decepcionados por la práctica existente y sorprendidos por los eventos políticos, económicos y ambientales que han sucedido en los últimos años, los nuevos profesionales han decidido, cada vez más, suprimir la imagen tradicional del arquitecto. Ya no están dispuestos a convivir con conceptos formales, mientras el resto del mundo está sumido en una crisis desesperada […] Este cambio en el papel en la práctica del arquitecto, usualmente ha sido generado por una visión idealista referente a la participación social. Aunque ha habido innumerables ejemplos de intervenciones urbanas participativas a lo largo del siglo XX, la diferencia con este tipo de prácticas emergentes, es su entusiasmo con respecto a su aplicación material y no material.”

A continuación, algunos ejemplos de lo que consideramos Arquitectura sin Encargo:

OUA | Office for Unsolicited Architecture Esta oficina, compuesta por un grupo de jóvenes arquitectos, trabajan bajo la filosofía de que el arquitecto sigue vivo pese a la llamada “crisis”, aunque ven la profesión bajo la óptica de que también se puede empezar a vivir de forma independiente de nuevo y dejar de actuar como esclavo de nuestra profesión. Por ejemplo: ¿por qué no actuar como un precursor para explorar  las oportunidades en las que la arquitectura puede venir al rescate, pero que nadie ha pensado todavía? Si el arquitecto ha sido un personaje importante a lo largo de la historia, ¿por qué no revivir el papel que se le atribuye: el de organizador de espacios de forma inteligente. Si la elección profesional en las últimas décadas se ha reducido a convertirse en un facilitador pasivo, quizás ha llegado el momento de dejar de responder a las preguntas de los demás y a sus expectativas y plantearse actuar bajo una visión personal. Tal vez ha llegado el momento de diseñar lo no-solicitado por el cliente y a través de proyectos de arquitectura no solicitada, encontrar a esos clientes, lugares y  presupuestos para realizarla.

posterchild-2009-05-26-d

Basurama RUS. Asunción: Con las cosas serias no se juega. El proyecto se desarrolla en Montevideo [y en otras ciudades como México, Santo Domingo y Buenos Aires] y tiene como objetivo rescatar la opción de poder jugar en la calle, pero esta vez, hacerlo con basura. Demostar con ello que la basura, presentada de una manera ordenada, es un potente recurso para, en este caso, producir una grieta de ocio y esparcimiento en la realidad, en el espacio público de Asunción.

Como ellos mismos apuntan en su web: “Los puntos en los que la ciudad de Asunción se asoma al río Paraguay son los más hermosos de su geografía. Sin embargo son lugares, que dada la tradicional separación de la ciudad y el río, permanecen alejados de la vida diaria de sus ciudadano. Si basura es todo aquello que nadie quiere, entonces esos espacios públicos de Asunción son un desecho. Este proyecto pretende reutilizarlo, enriqueciéndolo con basura modificada y convertida en juegos urbanos, convertirlo en un espacio público de libre uso, de ocio y esparcimiento, ambos elementos de los que tanto carece esta ciudad, demostrando, también con ello, que no son necesarios muchos recursos para apropiarse de lo que le pertenece a la ciudadanía.”

Por esto mismo, la propuesta se basa en invadir la ciudad con basura, pero presentada de una manera seductora y provocar un acto de reflexión sobre algunas de las implicaciones de los residuos, incluyendo las económicas, éticas, psicológicas y filosóficas.

RUS 2

RUS 1

[ecosistema urbano] Acción urbana Parkeing: Esta es una acción realizada con alumnos de la Escuela de Arquitectura. Para ello, eligieron como emplezamiento un solar polvoriento en el límite con la zona declarada Patrimonio de la Humanidad. Durante las visitas al solar, el grupo de trabajo descubrió una singular historia de uso ciudadano y su calificación urbanística como zona verde, pese a lo cual simplemente funcionaba como un gigantesco aparcamiento irregular que ahoga al barrio. El resultado de la intervención fue la realización de un parque en 5 días. Como ellos mismos lo resumen: “Se inserta una semilla de espacio público que se entrega a los vecinos para que lo mantengan, lo reivindiquen o lo abandonen.”

El material utilizado fue sencillo casi cotidiano, ya que cada equipo contaba solamente con un presupuesto de 400€, que fue multiplicado a través de una buena gestión de los recursos y estableciendo prioridades: “150 llamadas telefónicas, 450 horas de trabajo, 20 toneladas de asfalto reciclado, 5 olmos plantados por un vecino, 7 alibustres, 3 ginkgos, 50m² de arbustivas aromáticas, 10 neumáticos de camión, 10 litros de pintura, 2 bancos del Ayuntamiento, 20 plazas de parking suprimidas.”

Accion urbna 7

Accion urbna 1

Estos tres ejemplos sirven para reflexionar acerca del nuevo rol del arquitecto en la sociedad de hoy.  Ahora lo que se busca es que la experimentación y la especulación se mueven proactivamente.

Hace apenas un par de semanas, Manu Fernández desde su blog Ciudades a Escala Humana nos invitaba a reflexionar sobre la arquitectura como una profesión en abierto. No vale la pena que lo cite, es mejor que lean el post aquí, ya que además de ofrecernos una oportuna visión acerca del tema, el post funciona como un agregardor que contiene una serie de enlaces hacia lo que en diversos blogs se ha comentado respecto a este tema.

Terminamos este post con una frase de Ulrich P. W. Nagel que nos invita a reflexionar sobre todos estos cambios:

“El pensamiento casi fuera de campo de que la práctica arquitectónica puede tener un impacto en la sociedad, está basado en la idea de que la educación de un ‘arquitecto’ genera una narrativa que integra aspectos técnicos, sociales y artísticos –y que explica la observación de Umberto Eco del arquitecto como ‘posiblemente el último humanista’.”

¿Alguien dijo #thinkark?


One Comment leave one →

Trackbacks

  1. uberVU - social comments

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: