Skip to content

The Cloud de MIT | Una Nube Proyectada

November 25, 2009

Algunos ya os habreis dado cuenta que hay ciertos temas en particular que nos hacen tilín…sostenibilidad (a quien no), utopías, “lost and found”, arquitectura y cine…y como no, arquitectura y digitalización. Por eso queríamos dedicarle un post al proyecto que recientemente fue preseleccionado en el concurso creado por el alcalde de Londres Boris Johnson para construir una atracción turística en el Parque Olímpico de la ciudad para las próximas Olimpiadas–el llamado The Cloud, o “La Nube”, de MIT.

Cada vez más, la arquitectura se vincula a las nuevas tecnologías y tecnologías de la información, desde aplicaciones de Realidad Augmentada como Layar, programas de código abierto para modelar como SketchUp, localizadores compartidos como Google Earth, hasta conexiones a servicios web como Pachube para compartir datos del consumo energético de edificios en tiempo real.

El proyecto de “La Nube”, liderado por científicos de MIT y un equipo estelar de arquitectos, ingenieros, artistas, escultores, diseñadores y escritores, no es sólo una nube en el sentido figurativo por sus esferas flotantes a más de 100 metros de altura, pero también en el sentido figurado; es una nube de información. Una escultura en celebración de la tecnología que hace a la vez de parque público y mirador, visualizador de datos, y que produce la energía que consume.

Aunque el ganador del concurso aun no se ha anunciado, MIT se ha propuesto seguir adelante con el proyecto si o si, desvelando el diseño públicamente y embarcándose en un esfuerzo de “cloud-raising” para construir la nube a medida de las donaciones públicas que recibe el proyecto.

Carlo Ratti, uno de los arquitectos que lidera el proyecto (que también dirige el MIT SENSEable Cities Laboratory) le dijo a BBC News: “Realmente se trata de que la gente participe en crear la Nube. La podemos construir con £5m or £50m. La flexibilidad del sistema estructural nos permite adaptar el tamaño de la Nube a la cantidad de fondos recaudados.”

La torre está compuesta por cables metálicos  de los que se suspende una nube de burbujas interconectadas hechas de ETFE (Ethylene tetrafluoroethylene–el mismo plástico utilizado en el centro aquático de Beijing), equipadas con LEDs que proyectan datos en tiempo real como con la temperatura, búsquedas en Google (que apoya el proyecto con publicidad gratuita), datos de las carreras de los juegos Olímpicos y otros que se verán desde dentro de la torre y desde diferentes partes de la ciudad. La torre en espiral cuenta con tecnología resitente a terremotos para protegerla del fuertes vientos, y dicen que producirá su propia energía a través de paneles solares y convirtiendo la energía de los transeúntes en electricidad.

El empeño en hacer el proyecto una realidad dicen los autores es por aplicar a la arquitectura los procesos de distribución  que están revolucionando el mundo digital; de crear un símbolo de propiedad global construido apartir de la participación ciudadana.

No sabemos si los ciudadanos estarán de acuerdo, o si pondrán de su propio bolsillo para construir lo que al fin y al cabo es una atracción turística para las Olimpiadas, o si el ícono contemporáneo sentará bien en el contexto de “East London”… Eso está por ver. Pero es interesante ver como comienza a surgir arquitectura que incorpora tecnología digital y explorar los usos que puede dar a la ciudad.

Fotos via raisethecloud.org

Puedes bajar un dossier completo del proyecto aquí.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: